La Ley define como manipulador de alimentos “toda aquella persona que por su actividad laboral tiene contacto directo con los alimentos durante su preparación, fabricación, transformación, elaboración, envasado, almacenamiento, transporte, distribución, venta, suministro y servicio”.

Algunos de los requisitos para este tipo de profesionales hacen referencia a la formación en higiene alimentaria.

En este contexto, las empresas del sector alimentario deben garantizar, mediante programas de formación continuada adecuados a su actividad, que los manipuladores de alimentos dispongan de los conocimientos necesarios para desarrollar unas correctas prácticas de manipulación.

Dentro de esta formación necesaria, tenemos los siguientes certificados:Manipulador de alimentos BÁSICO: Necesario para trabajos que no tienen una exposición directa con el alimento. Por ejemplo transportistas. Su utilidad está muy limitada a trabajos que no actúan sobre el alimento.

  • Manipulador de alimentos ALTO RIESGO HOSTELERÍA Y SERVICIO DE COMIDAS PREPARADAS: Para trabajos del sector hostelería (camarero, pinche, cocinero, barman, maître….) o del sector de servicio de comidas preparadas (catering, ayudante de comedor escolar…), es decir, aquellas actividades que van a estar en contacto directo con los alimentos.
  • Manipulador de alimentos ALTO RIESGO:  Para quien quiere incorporarse al mercado laboral, sin conocer todavía el sector en el que trabajará o quien realiza trabajos en varios sectores, por ejemplo hostelería y comercio. Recoge los riesgos en materia alimentaria que puedes encontrar en distintos trabajos.

Quiero información







    *campos obligatorios

    Llámanos ahora
    Abrir chat